Escoger el canal wifi

En la actualidad, las redes WiFi han proliferado del tal manera que es bastante probable que alrededor de la tuya existan multitud de ellas y que puedan causar interferencia y/o bajo rendimiento.

Si tu red funciona OK o este no es el caso por que vives aislado, no es necesario cambiar el canal ya que difícilmente existirán optimizaciones que mejoren otros factores que no sean las interferencias.

Existen multitud de aplicaciones para monitorizar el uso de WiFi. Una de las más prácticas y que es gratuita es inSSIDer, que podéis descargar aquí.

Este programa permite monitorizar las WiFi’s que tenemos en nuestro entorno, los canales que usan y la potencia con la que se reciben (que es la potencia que nos “interfiere”).

Como peritos ingenieros en telecomunicación aconsejamos:

  • Evitar los canales ocupados.
  • En el caso de que no haya espacios desocupados, escoger los que tengan menor potencia interferente.

En este caso de ejemplo, los datos ofrecidos por inSSIDer son:

peritos-aconesjan-canalesWifi1

Como se puede ver, no existe ningún canal que no tenga adyacentes, por lo que quizás podríamos probar a cambiar al canal 7 o al 5, que tienen un canal adyacente de menor potencia.

Cambiar la configuración del router

Una vez que hemos escogido el canal al que nos deseamos cambiar, accedemos al área de administración de nuestro router para modificar la configuración de canales. Buscamos primeramente la puerta de enlace en nuestro sistema. Para eso usamos el comando “ipconfig” en la línea de comandos (buscar cmd en el menú de inicio).

peritos-aconesjan-canalesWifi2

… Y después, accedemos con el navegador al área de configuración del router. La IP suele ser la de la puerta de enlace, quizás con algún puerto diferente.

peritos-aconesjan-canalesWifi3

Cada router puede tener un tipo de configuración diferente, en el caso que nos ocupa, el canal se puede cambiar bajo el menú “wireless basic”. En otros router lo mejor es buscar en google un tutorial para conocer cómo se cambia en ese modelo o referirse a los manuales.

Si no se dispone de las contraseñas, se pueden buscar en google las que tenga por defecto cada punto de acceso wifi o pedirlas a la compañía que nos da el servicio. Muchas veces, las claves por defecto son triviales. Aquí se puede encontrar una buena lista de ellas.

Recuerda que:

  • Si el funcionamiento de tu wifi ya es satisfactorio ten precaución al modificar estos parámetros.
  • Aunque tenga lógica buscar canales desocupados, le experiencia siempre debería prevalecer. Si  el primer intento no funciona, prueba en otro.