Control radioeléctrico: Ambiente industrial

El control radioeléctrico en industrias y empresas es otras de nuestras actividades habituales. En estos ambientes, se hace, a menudo, necesario, no solo por los habituales motivos de salubridad, si no muchas veces, por posibles interferencias y problemas generados en la instalación:

  • Conocer qué aparatos son fuentes de contaminación radioeléctrica.
  • Comprobar qué magnitud y alcance tienen las interferencias.
  • Comprobar la efectividad de las medidas de control que se hayan tomado.
  • Asegurar el cumplimiento de la legalidad y la salubridad del entorno de trabajo para los empleados y personas.

Posibles áreas de interés:

  • Zonas con maquinaria de gran consumo eléctrico: Fábricas que tengan grandes motores, variadores de tensión, y en general dispositivos que consuman gran cantidad de electricidad y/o produzcan transitorios de corriente fuertes.
  • Dispositivos emisores: Actividades que tengan aparatos cuyo propósito sea la emisión por el espectro radioeléctrico:
    • Centros de telecomunicaciones.
    • Emisoras de radio.
    • Radares.
    • Zonas protegidas por inhibidores de frecuencias u otros dispositivos similares: zonas securizadas, zonas militares, etc

Metodología de trabajo:

Siguiendo siempre el protocolo marcado por la normativa, nuestro propósito es siempre:

Nivel radio-electrico en ambientes industriales

Nivel radio-electrico en ambientes industriales

  • Estudio de la documentación: Fundamentalmente, cálculo de los máximos teóricos de emisión, así como sus frecuencias y emplazamientos.
  • Medidas sobre el terreno.
  • Estudio de las mediciones e información recogida y elaboración del informe: En el caso de un entorno industrial, se debe conocer el funcionamiento y propósito de la electrónica bajo investigación para poder conocer las posibles causas de las interferencias, así como sus efectos.
  • Valoración de posibles medidas paliativas.
  • Entrega del informe y comentario con el cliente.